La Muerte calaña
 


 

Estandartes

El colectivo “La muerte calaña” cuenta con tres estandartes que son llevados por sus correspondientes portaestandartes y que preceden o siguen al personaje viviente “la muerte”.

 

Estandarte de “La muerte calaña”

 

Parte delantera
Parte trasera
La parte delantera es una réplica a tamaño real del estandarte que conserva la Hermandad del Santo Sepulcro de Tudela y la trasera es un logotipo identificativo del colectivo , de nuevo diseño

Es el que da nombre al colectivo. Se trata del estandarte de mayor tamaño y el que resulta más espectacular por sus dimensiones, su macabra representación y por ir en primer lugar, encabezando el colectivo, durante el desfile barroco del Corpus de Tudela.

El estandarte está realizado mediante un trabajo de ploteado de lona impresa a dos caras, dotado de vaina superior e inferior con ojales en el centro de las vainas para ser sujetado al varal de madera, mediante el que es llevado por el portaestandarte.

Las medidas son de 720 x 1710 mm.

La parte delantera es una réplica exacta a tamaño real del estandarte que conserva la Hermandad del Santo Sepulcro de Tudela. Representa un esqueleto completo de pie, que sujeta con el brazo derecho una gran guadaña, con mango paralelo al cuerpo y una gran hoja por encima del cráneo con la inscripción latina: “HODIE MIHI, CRAS TIBI.” (Hoy a mi, mañana a ti), que hace referencia a que la muerte, tarde o temprano, llega para todos. Con la mano izquierda sostiene un cartel en el que figura otra leyenda latina: “NÉMINI PARCO” (A nadie o a ninguno perdono) como recordatorio de que la muerte es inexorable.

La parte trasera presenta, en su parte superior, el logotipo identificativo del colectivo, de nuevo diseño, consistente en la reproducción del cráneo y primeras vértebras del esqueleto que vemos en la parte delantera del estandarte, rodeado de la leyenda: “LA MUERTE CALAÑA”. En su parte inferior aparece el logotipo e inscripción en letras del Centro Cultural Miguel Sánchez Montes.

 

Estandartes gemelos “Némini parco” y “Tempus fugit”

Nemini Parco - A nadie perdono
Tempus Fugit - El tiempo se escapa

Son dos estandartes gemelos de idénticas dimensiones, 650 x 960 mm. incluyendo jaretas y flecos, realizados artesanalmente con la técnica del repostero.

Están confeccionados en terciopelo negro, teniendo, cada uno de ellos,un motivo central enmarcado en un rectángulo delimitado por pasamanería dorada antigua. Junto a los motivos centrales figuran, arriba y abajo, también enmarcadas en rectángulos delimitados por un fino cordoncillo dorado, las dos palabras que en cada estandarte hacen referencia al motivo representado, cuyas letras han sido realizadas con cordoncillo dorado.

Uno de los estandartes presenta como motivo central la calavera y las dos tibias cruzadas, acompañado de la leyenda latina: “NEMINI PARCO” (A nadie o a ninguno perdono), haciendo referencia a la presencia permanente de la muerte y al final inexorable de la vida.

El otro estandarte tiene como motivo central un reloj de arena realizado confinas sedas y acompañado de la leyenda latina: “TEMPUS FUGIT” (El tiempo huye o se escapa), haciendo referencia a la fugacidad y brevedad de la vida.

Los estandartes son llevados en varales de madera de color negro con remates dorados en los extremos.

 

Instrumentos musicales

El colectivo “La muerte calaña” cuenta con tres músicos de percusión para realzar el sentido lúgubre y espectral del mismo. Uno de ellos tocados campanas de mano y los otros dos,timbales “destemplados”. Van al final de la comitiva, tras “la muerte” y los estandartes.

 

Campanas de mano

Son dos campanas de bronce y mango de madera,de un tamaño adecuado para ser tocadas con cada una de las manos.

 

Timbales “destemplados”

Se trata de dos timbales que van destensados a fin de que las baquetas, al golpear el parche, emitan un sonido seco y lúgubre.

Van cubiertos de un faldín negro que tapa al completo los laterales, dejando descubierto el parche para que el sonido, al golpear las baquetas, no sea demasiado apagado.

 

Elementos simbólicos

Son objetos que tienen una simbología relacionada con el personaje que los lleva y que sirven para dar a conocer su identidad ( la guadaña que se vincula con la muerte) o para hacer patente y manifiesto el mensaje que se quiere transmitir (calavera, reloj de arena y balanza), asociados a la presencia de la muerte, fugacidad de la vida y al premio o castigo de los actos)

 

La guadaña

Es el objeto que lleva e identifica al personaje viviente “la muerte”.

Se trata de una guadaña auténtica con mango de madera y hoja de acero pulido. En un lado de la hoja figura la leyenda en latín: “NÉMINI PARCO” y en el otro lado otra leyenda con su traducción al castellano: “A NADIE (O A NINGUNO) PERDONO”

La guadaña es el instrumento más habitual con el que se representa la muerte, aunque también se utilizan otros símbolos como la balanza, el reloj de arena, etc.

La guadaña es una herramienta agrícola que, casualmente, se utiliza cuando se completa el ciclo anual de la cosecha. La familiaridad de este utensilio para el ser humano, en una sociedad esencialmente agrícola, hace que desde antiguo la adopte como símbolo de la muerte, asociando el final del ciclo agrícola con el final del ciclo de la vida.

La guadaña siega las espigas y la muerte siega vidas, otra característica que hace patente el simbolismo mortuorio de la herramienta.

Si a ello le añadimos las contundentes frases en latín que suelen aparecer escritas en la guadaña, el efecto de temor se acrecienta, ya que las gentes sencillas sienten un especial respeto ante las frases o máximas en “la lengua de Dios”, al necesitar de verdades indudables que transmitan una contundente autoridad, aunque tengan que preguntar su significado, curiosos y angustiados, al cura o instruido de la localidad.