Estandarte del Grupo de cabezudos “El Demonio y los pecados”

 

Delante del grupo de cabezudos va un estandarte con la leyenda: “El Demonio y los Pecados”, de forma rectangular, terminado en escalón y medidas 1,35 x 0,99 metros, incluidas las jaretas. 

Está confeccionado con la técnica del repostero, sobre fondo de tela dorado, imitando a piel. La leyenda general del estandarte, en letras góticas de color negro, figura en la parte superior, bajo las jaretas. Debajo de dicha leyenda y hasta el final se representan los 7 pecados capitales, mediante serpientes en distinta actitud, dependiendo del pecado representado. Junto a cada una de las serpientes figura, también en letras góticas de color negro, el nombre del pecado correspondiente.

El escalón final del estandarte está ocupado por la soberbia, pecado del que emanan los demás (por eso van colocados los otros seis pecados encima, tres a cada lado, separados por pasamanería dorada brillante –simbolizando al oro falso (oropel), como falso es el pecado-).
Se simboliza por dos serpientes con la manzana del pecado original (pecado de soberbia) entre ellas.

La trasera del estandarte está realizada con diferentes telas (sedas, rasos y moarés).
Se trata de 8 piezas desiguales de color negro unidas por cinta de raso roja, queriendo representar la oscuridad del pecado, la diversidad de su apariencia y su poder desintegrador.

Es llevado por una persona vestida de traje popular barroco , mediante un varal de madera.